Reclamo de Lucas Segovia (músico chaqueño) a Cultura de la Nación por dos años de deuda

Reproducimos la carta pública de Lucas Segovia, músico y trabajador del Chaco profundo, en la que reclama el pago de la deuda de casi dos años que mantiene el Ministerio de Cultura de la Nación, y denuncia la invisibilización de los sectores postergados con los que trabaja y la ausencia del Estado.











Sres. de Café Cultura Nación, organismo representado por el Sr. Jorge Coscia:
Soy Lucas Segovia del Chaco Postergado y Trabajador Cultural.
Me tomo este tiempo para hacer un intento más, aparte de las 100 opciones anteriores que me inventé para reclamar “lo que se me debe” por mis honorarios de actuaciones del año 2010.
En este caso voy a enviar este reclamo a todos los organismos de Nación y Provincia, diarios y todos los medios de comunicación con los que trabajamos los del Movimiento Litoral Artistas en Movimiento por ahí alguien ve, se apiada y me contesta y trata de hacer lo que le corresponde a Nación: “Escuchar a los trabajadores Culturales”; o si no los escucha, al menos pagarles por su trabajo y no generar una deuda de casi dos años como en mi caso y –con certeza– el de muchos Argentinos.
Me gustaría, al menos, que alguien me explique por qué no se me paga, por qué ni siquiera se comunican con los trabajadores afectados a las deudas generadas por el organismo. Me parece pésimo el trato que se nos da a los que vivimos a 1000 km de Buenos Aires, como en mi caso, que vivo en el Chaco Postergado, donde todos los presidentes que pasaron prometieron Acueductos, Gasoductos y reactivación Industrial. Obvio que nunca nadie cumplió con esas promesas, y tampoco lo esperamos, porque ya sabemos cómo es esto de las campañas, y  es  moneda corriente la burla hacia el pueblo. 
Como trabajador cultural, yo junto a mi equipo de músicos y asistentes de producción nos dedicamos a asistir cuatro escuelas rurales y tres colectividades aborígenes del Chaco Postergado, donde los chicos van a pie y descalzos todos los días para poder estudiar y contar con esa porción de comida que seguro será la única ración diaria. Con ellos trabajamos y por ellos, ante la ausencia del estado. 
Y la gran parte de los ingresos económicos que vamos generando con las actuaciones en vivo por el país van a parar a ellos; es decir, que otra vez pierden ellos. 
¿Cuándo va a perder el estado? ¿Cómo es que los medios “apañados $$$” me hablan de un país que no existe? Al menos acá en el Chaco, donde los músicos somos padres de cientos de chicos del monte,  y a veces somos enfermeros, o maestros, choferes de ambulancia, cocineros y tantos oficios más por la ausencia del estado que dice ser equitativo, asistente y no sé cuántas mentiras más.
¿Y a mí me vienen a estafar por dos monedas y media?
Muchas gracias Sr. Jorge Coscia por ser como es, siga así que la vida siempre nos devuelve lo que dimos y usted  sabrá la parte que le toca. Gracias por su gestión en nombre de un trabajador cultural de más de 300 chicos del Chaco Postergado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada