Agua de cielo, acuarelas de Cora Mayer

En Galería Budda Ba: Arribeños 2288.
Del 12 al 30 de abril. Inauguración 19hs. 
Martes a viernes de 13 a 19.
Curadora: Ana Palacio.






Cora Mayer es Profesora Nacional de pintura. Su trabajo como profesora y como artista plástica va en dirección del cuerpo y el arte. Es terapeuta corporal sistema “Río Abierto”, es docente del Taller de arte en la Licenciatura en Psicomotricidad de la Universidad Tres de Febrero y coordina grupos de Cuerpo y arte.

La entrevistamos en junio de 2012 para el dossier sobre Frida Kahlo. Así es su mirada del arte en relación con el cuerpo: "Si pensamos que el cuerpo es un objeto social, que lo aprendemos y estamos condicionados por la educación, la medicina, nuestra cultura, tradiciones, costumbres, y toda la memoria del cuerpo. Y por otro lado, todos tenemos una imagen propia del cuerpo: así como es una construcción social, nuestro cuerpo nos singulariza y toda nuestra interioridad construye nuestro cuerpo. Entonces, toda nuestra interioridad es más bien inconsciente y el arte sería una de las formas de llegar a ese lugar a través de metáforas, de gestos, de acciones, de palabras. El arte es, entonces, poder hacer metáfora sobre nuestro cuerpo".

La muestra

 
Las acuarelas de Cora Mayer proponen imágenes como una voluntad de asir una totalidad que se escapa. A través de cápsulas-burbujas y los ínfimos detalles intenta anclajes. Las manchas de color son murmullos que levitan suspendidos en el blanco del soporte, las transparencias y la seda, con su etérea sensualidad, aparecen como presencias que sugieren la búsqueda de lo inasible.
 

Dijo la crítica sobre la obra de Cora Mayer:

“Su leve y poderoso trazo sobre el soporte se manifiesta como un fino textil de seda, transforma la materia en un territorio hidropónico donde el color y la forma cobran existencia por la densidad del agua (…)
Siguiendo la impronta del agua, la naturaleza en su dimensión de vida en potencia se manifiesta en la obra, como protección de una semilla custodiada por rojos meridianos de energía, expandiéndose en un espacio receptivo, recreado por el hombre hasta que florezca.”
Fabiana Barreda, crítica de arte.

“Sobre las superficies acuosas de los acrílicos, frutos y semillas que transmiten la sensación de pequeños camalotes flotando sobre la superficie de un río. Las acuarelas muestran alegorías corpóreas, femeninas, de gran sutileza e intimidad.”
Nocturnar, 30-10-2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada