La Ley Antiterrorista y las nuevas formas de reprimir la protesta social

El 14 de octubre pasado, mientras la prensa y la oposición se agitaban frenéticas con las elecciones presidenciales venideras, la presidenta remitía al Congreso un nuevo proyecto de Ley Antiterrorista (y “antilavado”) que propone agregar dos artículos al Código penal y que se sumarían a la Ley 26268 sancionada en 2007, también por proyecto del poder Ejecutivo y en tiempo récord por la presión de GAFI –Grupo de Acción Financiera Internacional–. El mismo Grupo que hoy pide ampliaciones en cuanto al alcance de la ley para que el delito de “terrorismo” se asocie a todos y cada uno de los tipificados en este código, tanto sean cometidos por organizaciones como por individuos, y para penalizar la “financiación del terrorismo”.

Así, Argentina cumpliría con los requisitos solicitados por los Estados Unidos para ser un “país confiable”. La sanción de esta nueva ley sería un retroceso en cuanto a las garantías y libertades de los luchadores sociales: al agregarse la figura de que cuando cualquiera de los “delitos” fuera cometido con la finalidad de aterrorizar a la población, la escala penal se incrementará en el doble del mínimo y del máximo. Eso repercute en una duplicación de la pena de 5 a 20 años que ya está vigente.
En estas páginas, reproducimos el comunicado de prensa de la CADEP (Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo) en el que se explayan sobre las modificaciones y las consecuencias que traerían en la criminalización de la protesta social. Además, una nota escrita por el periodista Tomás Astelarra, quien en sus años de trabajo en Colombia pudo constatar lo que representa la sanción de Leyes Antiterroristas en los países latinoamericanos, por parte de un presidente, Álvaro Uribe, que hoy es ciudadano ilustre de la Ciudad del macrismo y asesor de la nueva Gendarmería nacional.
Por último, desde el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia; se invita a una conferencia de prensa el próximo lunes 19/12 a las 15 en el Salón Cabezas del Congreso para rechazar el nuevo proyecto. Para adherir al rechazo, enviar correo a: treintaanios@yahoo.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada